Reseña de “Descuida, yo te cuido”

La nueva película de J. Blakeson, protagonizada por Rosamund Pike, es la novedad de Netflix. En ella se cuenta la historia de Marla Grayson, una mujer sin escrúpulos que se aprovecha de los mayores hasta que se mete con la persona equivocada.

El modus operandi es bastante sencillo, tiene contactos con distintos médicos, jueces y directivos de algunos geriátricos. Seleccionan a quienes tienen grandes patrimonios, los declaran como personas que ya no pueden cuidarse solos, los internan y la nombran a ella su responsable legal. Marla vende sus propiedades, restringe las visitas de los familiares y hace mucha plata vendiendo los bienes ajenos.

Desde un primer momento Pike lleva adelante un personaje horrendo, frío, calculador, que se lleva el mundo por delante y que aprovecha, sin problemas, de sus contactos con personas poderosas. Todo parece ir bien hasta que aplica “su método” con Jennifer Peterson, una mujer mayor, con mucho dinero, sin hijos ni parientes, ante sus ojos es la víctima perfecta pero será el inicio de una pesadilla.

Una película que rápidamente nos presenta a sus personajes y los pone en conflicto entre ellos, ácida y entretenida, es interesante como invita a quien la vea a ponerse en algún bando pero la elección no es entre buenos y malos sino entre malos y malos. Aquella lucha entre dos “villanos” irá escalando en violencia, en un golpe tras golpe, que uno no sabe quién ganará.

Aún así “Descuida, yo te cuido” no es una película que se mete de lleno en el thriller ni siquiera en una llena de acción y violencia, cumple ciertos estereotipos en los personajes y en muchas oportunidades lo lleva hacia la comedia o una caricatura de si mismo, donde los matones son tontos, se equivocan y su jefe tiene excentricidades que no esperaríamos de alguien verdaderamente peligroso.

En algún punto me hizo acordar a “Perdida”, la película de David Fincher, también protagonizada por Rosamund Pike. No por el tono, no se podrían comparar sino por la apuesta “moral”. ¿Qué quiero decir? Ambas nos invitan a empatizar con un personaje que no es del todo correcto, intentan a su manera romper con esa dicótoma entre buenos y malos. Podrá gustar más o menos, incluso creer que es una porquería como leí en las redes sociales pero ese quiebre me parece interesante, compro, aún cuando ciertas escenas no terminaron de convencerme.

“Descuida, yo te cuido” es una película que me resultó interesante, me atrapó, tiene una historia entretenida, se mueve entre ambientes espesos y otros más caricaturescos, nos ayuda a ver el “lado b” de los protagonistas. Rosamund Pike está muy bien, su personaje es horrible, letal pero también se sensibiliza, tiene miedos y aspiraciones. La disfruté mucho, no te deja indiferente y en estos tiempos, se agradece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s